​Birding in Spain’s Wild West (Ver Aves) está ubicado en el sureste de la provincia de Salamanca, a mitad de camino entre Madrid y Portugal, y dentro de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia.

Esta posición privilegiada nos brinda en 100km a la redonda cinco hábitats completamente distintos: Las Sierras de Gredos y de Béjar del Sistema Central hacia el sur; las tierras cerealistas del Campo de Alba hacia el noreste; los lozanos bosques atlánticos de la Sierra de Francia hacia el suroeste; los profundos valles mediterráneos del Parque Natural de las Arribes del Duero hacia el noroeste, y, entre todos,  las dehesas  de encina ancestral, los berrocales de granito y el Río Tormes con su enorme embalse de Santa Teresa. 
Esto nos brinda una rica variedad de aves durante todo el año, además de las migraciones estacionales.
En las montañas de Gredos o Béjar se pueden ver los Roqueros Rojo y Solitario,  y observar al Águila Real planeando en los cielos.
Una visita al Campo de Alba nos puede compensar con la presencia de la Avutarda, el Aguilucho Cenizo y la Ortega.
En la Sierra de Francia con su rica mezcla de bosque de castaño, roble y madroño, y sus pinos, a mayor altitud, es posible ver al Herrerillo Capuchino junto al Reyezuelo Listado, y el Alimoche  volando por lo alto.
El Parque Natural de Las Arribes es una sorpresa geográfica con sus profundos valles y terrazas de olivos y naranjos.   Aquí crían tanto el Águila Azor Perdicera como la Cigúeña Negra, y en invierno puedes encontrar aquí a la Abubilla.
Entre las encinas se pueden ver bandadas de Rabilargos, la Curruca Rabilarga asomándose entre matorrales y, en verano, Abejarucos y Elanios presumiendo de su destreza acrobática.

Entre Octubre y Febrero, en las playas del embalse de Santa Teresa cientos de Grullas se congregan al aterdecer para pasar la noche.